Carta a la comunidad por precarias condiciones laborales en La Matanza, Buenos Aires, Argentina

Al Intendente Fernando Espinoza
A la Secretaria de Salud Gabriala Álvarez
16 de setiembre de 2020
Mi nombre es Cristian H. Carlini (DNI 25.790.167, Legajo Municipal 27156), me desempeño como Lic. en Trabajo Social en el Hospital Germani T.
Les voy a ser totalmente frontal (como lo soy siempre). Estoy recontra caliente (y trataré de no faltar el respeto con el vocabulario) por la actitud de ustedes de no generar las medidas necesarias para cuidar al personal de Salud. Casi me matan, no sé si saben o están ocupados en otras cuestiones. Pero para que lo sepan…. les detallaré lo sucedido.
El pasado martes 08/9 a las 20:15 aproximadamente, a metros del estacionamiento del Hospital, en la vereda de enfrente, me quisieron afanar. No estoy diciendo en 2 ó 5 cuadras (que también es penoso) sino al frente del estacionamiento del Hospital. Me apuntaron con un revólver a plena luz de la Plaza; justo al frente!!!!!!! del estacionamiento por la Av. Luro. Fueron dos personas, una de ellos me gatilló y no le salió el tiro, creo, o no tenía balas. Yo estaba dentro del auto y por una distracción al mandar un msj,, sólo un msj (por cuestiones laborales), aprovecharon para intentar afanarme. Me pasó a las 20:15 aproximadamente (como siempre cumpliendo con mi laburo de 14:00 a 20:00 los días martes)... rompiéndome el lomo laburando y con salarios miserables. Veníamos de atender a varios pacientes en TTO x TBC y con el posible riesgo de contagiarnos de Covid pero siempre poniendo el cuerpo aún más en este contexto crítico de la Pandemia, no pudiéndome tomar hasta el momento el derecho de mis vacaciones (desde octubre del año pasado que no me las tomo) con la que también estoy en desacuerdo totalmente.

Y les puedo escribir esta carta porque zafé.

Me salió de adentro la calentura y la patada fue tan fuerte que rompí la parte de adentro de la puerta delantera del conductor de mi auto y los encaré! Lo hice porque si no, se me metían adentro del auto. Sé que hay que dar la llave y listo, pero a mí me sale encararlos porque cuido lo que me corresponde y que, con el miserable sueldo que cobro como Profesional de Salud ($ 26.000 en mano por 24 horas semanales), tengo que cuidar mis herramientas de laburo (mi auto modelo Gol 1998, el dinero para pagar los servicios, etc.). Les pregunto a ustedes, Intendente y Secretaria, ¿me van a pagar por lo que se rompió de la puerta de mi auto (del lado de adentro) por lo sucedido el martes 08/9 pasado’ Ah, les hago recordar también que algo similar me pasó en noviembre de 2017 cuando en la calle Donizetti, (Localidad de González Catán) a 4 cuadras del Río Matanza, adonde fui a referenciar para nuestro Hospital a una paciente con Sífilis. También me quisieron robar a mano armada y en la que también los encaré. En estas situaciones límites entre la vida o la muerte, voy al frente, los encaro (no es ni mejor y/o ni peor respuesta a otras en las que puedo actuar). Simplemente por mi temperamento tiendo a actuar de esa manera.

Estoy podrido de todas estas condiciones laborales totalmente precarizadas que están dando. Y ya no hay excusa porque el Gato Olirgacón de Macri no está más, ya que son del mismo partido político (Nación, Provincia y Municipio) para que realmente tengamos un aumento del más de 80% o 100% en nuestros sueldos o mejor dicho un piso mínimo para todos de $ 45.000 (como mínimo!!!) y se mejore en general todas nuestras condiciones laborales. Y lo digo porque tengo una base ética en mi proceder como profesional/como trabajador de la salud. Con mis aciertos y errores (que por supuesto tengo muchos errores y trato siempre de ir superándolos, trato siempre de escuchar las sugerencias de colegas y otros compañeros/as de trabajo para seguir aprendiendo y mejorando mi accionar profesional y humano), trato de dar lo mejor en cada atención. Dar lo mejor para concretar los derechos de las/os pacientes/familia y comunidad con las que nos vinculamos profesionalmente.

Podrán preguntar a los Directivos del Hospital T. Germani sobre mi desempeño profesional. Podrán preguntar a mi Jefa del Servicio Social. Podrán preguntar a todos los/as pacientes que atiendo en TTO x cuadro de TBC sobre mi atención (como a otros pacientes que atendemos en las diversidad de intervenciones que realizamos en espacio de ILE, Salas de Internación, Dispositivo de Guardias, Dispositivo de Atención de Demanda Espontánea, etc.). Y la lista de personas que me conocen es amplia en la Matanza, tanto profesionales como de la comunidad tanto del ámbito del Hosp. Germani como del área programática de la US Laferrere donde me desempeñé (en dicha Unidad de Salud) desde 09/2009 hasta el mes de enero del 2017. Pueden consultar sobre mi desempeño. Pero parece que nos les interesa realmente. Sigo (y seguimos) con este sueldo totalmente precarizado y ni hablar el riesgo de perder mi vida el pasado martes 08/09 como le pudo haber pasado a cualquier compañero/a de trabajo.

No me interesan que me llamen. Ya me bastó con la escucha positiva del Dr. Ferrari J. como Director del Hospital T. Germani y ni hablar de mis grandes compañeras del Servicio Social como otras colegas y otros/a compañeros/as del Programa Médicos Comunitarios, como otros compañeros/as no solo de La Matanza sino de mi otro trabajo y de otros ámbitos. Pero les pido y que SI O SÍ que cumplan con todos los Petitorios y Reclamos que le presentamos desde la Asociación de Profesionales de la Salud al que soy parte (y les agradezco también a todos los compañeros/as de la APS por su concreta solidaridad). Como también con los petitorios que se plantea desde el Sindicato municipal de Trabajadores de La Matanza al que también soy parte, agradeciendo también la solidaridad a varios compañeros/as municipales.

No se puede vivir con un sueldo en mano de $ 26.000 aproximadamente por 24 horas siendo profesional de la Salud. Y no se puede más exponer la vida así!!, nada más y nada menos que metros del estacionamiento del Hospital.
Y les aclaro soy un anti oligarca y un anti Unitario con allegados de mi familia detenidos desaparecidos. Con mi padre de la vida, médico, que fue militante del PRT/ERP, y muy respetado actualmente por su trayectoria en la lucha por la liberación de los pueblos. Por lo cual estoy muy comprometido también en mi militancia gremial y social (en espacios más o menos orgánicos a los que formo parte) por los derechos de los/as laburantes. Pero ustedes, al sostener estas condiciones de contratación actual, parece que no tiene nada que ver con este proceso de liberación y de concreción de los Derechos de los/as Trabajadores. Tienen que si cambiar porque está situación ya no da para más.

Así que no me interesa que ni que me llamen ni nada. Solo que cumplan con todo lo que se les plantea desde nuestro reclamo totalmente legítimo desde la ASP y demás instancias gremiales. Y escribo esta carta porque realmente zafé y la puedo contar.

Atte. Lic. Cristian H. Carlini

Deje su comentario

Su comentario

Seguridad antispam, complete el espacio vacío con el resultado de la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.