La violencia en las familias, la violencia doméstica, tiene raíces culturales muy profundas, es una conducta aprendida, de transmisión generacional. Por lo cual es importante comprender que no se trata de un fenómeno aislado. Se da en todos los niveles sociales, atraviesa todos los grupos y todos los niveles educativos. Se caracteriza por tipologías diversas como el maltrato físico, psicológico, abuso sexual, abandono y negligencia. El aumento significativo de situaciones de violencia en las familias hace imprescindible la lectura crítica de marcos teóricos producidos profesionales que se desempeñan con idoneidad en este campo. La intención de este curso es promover la construcción de saberes y prácticas con fuerte sentido comunitario.

La Cartografía Social se presenta como un hacer, una práctica que surge o dialoga de forma estrecha desde y con los interrogantes que generan las diferentes expresiones actuales de la cuestión social, especialmente desde su inscripción en lo territorial, lo que le confiere otras posibilidades de conocer y transformar.

Los significativos cambios sufridos por la sociedad mundial en los últimos años generaron y presentan una serie de nuevos interrogantes hacia las disciplinas que intervienen en lo Social. La nueva configuración del Estado, la emergencia de la sociedad civil, la aparición de nuevos problemas sociales, sumado a un crecimiento crítico de los viejos, implican una serie de cuestiones que pueden intentar ser presentadas desde un espacio de capacitación. Por otra parte, el impacto de estas temáticas dentro de las Ciencias Sociales y del Trabajo Social, significa también nuevas formas de interrogación y diálogo con la teoría social.

En este espacio trabajaremos la intervención del Trabajo Social en el ámbito de la responsabilidad penal juvenil, en su singularidad y dentro de su inevitable enlace con la cuestión social, la construcción de sistemas de trasgresión y la estigmatización de los jóvenes. Las pericias judiciales en este campo se presentan como sumamente complejas, en la medida que deben transmitir una serie de conceptos que van mas allá de las circunstancias objetivas que las convocan.

Los escenarios actuales de intervención social muestran una gran complejidad. El consumo problemático de drogas se inscribe en ellos de manera singular a través de diferentes formas de anclaje territorial. Desde este curso trabajaremos las alternativas de intervención territorial desde distintos dispositivos basados en una propuesta de reducción del daño, donde el protagonismo se corre a la esfera del sujeto y su entorno, desplazando a las sustancias y su demonización. Estas cuestiones implican definir -desde una perspectiva local- una serie de conceptos, reelaborar instrumentos de intervención, proporcionar diálogos entre diferentes saberes y preparar la convocatoria a otros.

Los cambios en la esfera de la familia ocurridos en las últimas décadas implican la necesidad de nuevas formas de abordaje e intervención social, tanto desde los dispositivos clásicos como desde las Políticas Sociales. En este curso haremos un análisis de esas transformaciones y las alternativas de intervención social que surgen de ellas.

En este nuevo curso hemos revisado lo trabajado en los cursos Pericias I y Pericias II, dictados desde el año 2002, especialmente en base a los comentarios, sugerencias y producciones de nuestros alumnos. En este sentido somos conscientes de la importancia de actualizar textos y materiales en forma permanente, de allí que -por ejemplo para la realidad argentina- hemos agregado material específico a partir de la promulgación del nuevo Código Civil (2015).

Este curso tiene como objetivos:
- Promover una mirada interdisciplinaria en el abordaje del Abuso Sexual Infantil.
- Desarrollar un análisis crítico de los dispositivos de trabajo en Abuso Sexual Infantil
- Proveer de herramientas para una intervención integral

Se plantea este curso con la expectativa de que se transforme en una herramienta de Intervención, que a su vez sirva para realizar una práctica comprometida que interpele a la inequidad y a la tremenda desigualdad social que padecen nuestras sociedades.
Comienza con un breve recorrido histórico que de alguna manera sienta las bases de la medicación de la vida cotidiana.
Luego pasamos a la descripción de situaciones, comenzando con la necesaria elaboración conceptual de categorías que pueden ser útiles para la intervención.

En este curso nos proponemos trabajar en el estudio, análisis y perspectivas de la Salud Mental Comunitaria.

A a partir de las diferentes reformas legislativas en Salud Mental, esta estrategia se presenta como una alternativa real y necesaria para la intervención en este campo desde una perspectiva integral.
La Salud Mental Comunitaria deviene de una tradición histórica que tiene una riqueza relevante en Argentina y los demás países de América Latina. En la actualidad, ante el fracaso del manicomio y las diferentes modalidades de encierro, el abordaje territorial de este tema se presenta como una posibilidad de intervención, de allí que se haga necesario trabajar nuevas concepciones y estrategias de abordaje en función de revisar los dispositivos clásicos de intervención y las prácticas, desde una perspectiva situada.