Mi única obligación la educación secundaria, ¿Quién se beneficia? ¿Yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos?

Por Verónica Churroarín
¿Definir mi situación como alumna? Como no... en cuanto pueda aclarar la situación de mi establecimiento escolar que me convierte en alumna.
¿Por qué? Porque ya no se comprende la finalidad de una secundaria en Argentina.
Es decir, cada vez parecen más exigentes las normas, las de convivencia por ejemplo, pero sin límites.
Los alumnos son más liberales (ya no se usa uniforme, ni guardapolvo, ni exigen pelo atado a las mujeres, ni pelo corto a los hombres, ni se prohiben los pircieng, ni tatuajes, ni aros, ni polleras, ni pantalones cortos, ni exhibir los cuerpos, de cualquiera sea el sexo, etc.) y a la vez son menos los que concurren a educarse.
Nos exigen un horario estricto de entrada, que si no cumplimos podemos ser penalizados con amonestaciones o media falta, que igualmente a fin de año nunca importa a que hora llegaste o a que hora te fuiste, y menos cuantas veces faltaste, ni por qué, ni cómo…
Pero son ordenanzas que nos meten en la cabeza durante todo el año lectivo y que para los profesores debería ser igual (o así se supone) y no lo es. Pero como el directivo se preocupa y a ningun profesor le conviene, llegamos a la maldita frase: “haz lo que yo digo y no lo que yo hago”. Y si ése es el ejemplo que nosotros vemos diariamente de las personas que son nuestro ejemplo, ¿qué es lo que aprendemos?, ¿qué es lo que nos están enseñando? ¡Dios! ¿Qué pretenden?

Terminamos aprendiendo que las leyes de cualquier tipo hay que cumplirlas, excepto las que podamos omitir a conveniencia propia y personal sin importar a quien perjudiquemos. Supervivencia del más apto, del que más poder tiene, cuando todos los adultos con el más mínimo poder deberían invertirlo en nuestra enseñanza, no sacar beneficio de eso perjudicándonos a nosotros.
Y asi estamos…

Si podemos pensar como debemos y no como ellos quieren, no logramos entender por qué de la educación secundaria (según mi diccionario, educación secundaria: es la que tiene como objetivo único y principal capacitar a los alumnos para preseguir estudios superiores o bien para incorporarse al mundo laboral) se han retirado materias como HISTORIA, HISTORIA ARGENTINA (exigimos saber de dónde venimos, para saber quiénes somos y así saber adónde vamos, o adónde queremos llegar) EDUCACION CIVICA, etc.
Es decir, salimos con 18 años o más sin saber votar y sin conocer todas nuestras leyes, derechos y obligaciones, pero sí desde la primaria nos inculcan materias tales como LENGUA EXTRANJERA (inglés), que no me parece algo ilógico ni de más, pero sí que hay otras materias primordiales, y ésas por ejemplo quedan en segundo plano.
Más para mí que no tengo pensado salir de mi País y necesito conocerlo, conocer su pasado para entender su presente y poder así planificar mi futuro: no tengo ese beneficio. Termino la secundaria sabiendo inglés (muy general y con suerte, a pesar de haber visto la materia en 5 años o más) y sin conocer mis raíces. ¿Qué hago? Estudio en esta Tierra para mi desconocida, consigo un título, no importa de qué o cómo y me voy a otro país, cualquiera sea (total hablo inglés) y dejo atrás algo que no conozco, porque al fin y al cabo ni sé quien soy… ¿Después tienen la caradurez de enseñarnos lo que es la fuga de cerebros sin explicarnos las razones de su aumento en los ultimos años?
De todas formas, de las materias que nos dan tampoco llegamos a tener un seguimiento propio y lógico de cada disciplina. ¿Por qué? Porque cada profesor da la materia desde su punto de vista o su experiencia personal, entonces cada año tenemos un profesor diferente que nos enseña cosas diferentes, así la materia sea la misma. Aparte de que podés llegar a tener en tres años cualquier cantidad de profesores; depende de la vida de cada uno, porque pueden tener problemas personales o de salud y se toman licencia por estrés, o por quedar embarazadas, o se les enferma el marido/mujer, el hijo, el perro, el vecino… y volver a pedir licencia, SIN PERDER NADA, asi que ¡dale que va! ¿Alguien controla esto? NO. Deberían ponerse de acuerdo directivos y profesores para que cada materia lleve un hilo durante todo el trayecto secundario…
Nos llenan el cerebro haciéndonos creer que todo lo que diga un profesor es lo correcto, asi que si pensamos diferente o tenemos alguna duda tenemos que volver a planteárnoslo porque los equivocados siempre somos nosotros.
Planteando todo esto, me surge preguntar: ¿quiénes somos los beneficiados al ir a educarse si nos enseñan lo que quieren y como quieren a conveniencia de …?

Otras de mis grandes y tantas dudas: ¿escuela secundaria o contención social?
La escuela secundaria es obligatoria, por ende cualquier adolescente de 16 años en adelante, a quién mamá y papá no lo quieren en casa, lo obligan a concurrir al establecimiento en el horario determinado aunque no tengo interés alguno en aprender. Entonces no hace lo que debe sino lo que quiere, molestando así a los que sí quieren aprender y los perjudican pero nadie dice nada, ni hace nada, mientras cumpla con el maldito horario determinado aunque repita las veces que sean, o se aburran de verle la cara en el colegio y le entregen el titulo, no se lo gane.
Deberian modificarse estas normas, tendría que ser obligatorio aprender y no asistir a clase, porque tampoco veo como solución excluir a estos alumnos del establecimiento. Pero a su vez, las cosas así no pueden seguir. En conclusión, tenemos todos los elementos para tener la educación básica que necesitamos, o mejor, la educación que nos merecemos; lo que nos falta es el adecuado equilibrio entre nuestras obligaciones y nuestros derechos. Lo que debemos y lo que queremos.

Lo único que podemos ver es cómo esos pocos de alto poder se benefician cultural y económicamente de lo que tendría que ser nuestro beneficio. Los que nos tendrían que formar como personas, están dejando ellos de ser personas para conseguir el beneficio de poder manipularnos a su conveniencia.
Están haciendo con nosotros lo que ellos quieren.

Somos jóvenes y manipulados, no seamos a la vez BOLUDOS; como ellos se las rebuscan para hacer con nosotros lo que quieren, busquemos nosotros la manera inteligente de darle un STOP a esta farsa.
Pongámonos mentalmente a la altura de ellos, que la pelea sea pareja, no les demos la razon, pensemos en nuestro futuro…
Los perjudicados somos muchos, los que se benefician son unos pocos de mucho poder, ¡juntémosnos, luchemos juntos!

Verónica Churroarín cursa 3º año Polimodal en una escuela estatal de la provincia de Buenos Aires, Argentina

Deje su comentario

Su comentario

Seguridad antispam, complete el espacio vacío con el resultado de la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.