Serviles y valientes

El período previo al ascenso del nazismo al poder en Alemania se caracteriza entre otras cosas por un nivel de degradación moral y descomposición social propiciado por la barbarie de la guerra y las consecuencias de ésta: escasez de alimentos, crisis económica, hiperinflación, exacerbación de nacionalismo militarista y agudización de las contradicciones sociales y culturales.
En efecto el período que va de 1918 a 1933 es tumultuoso y a su vez exhibe muestras de claro heroísmo de parte de algunos y un abyecto servilismo a las fuerzas destructoras, racistas y genocidas en ascenso.
Por Carlos A. Solero
Resulta asombroso e irritante el observar como algunas luminarias del pensamiento del siglo XX aportaron su grano de arena para que el horror se enseñoreara afectando a millones de personas, desde los jóvenes y no tanto enviados a la guerra por el fanatismo hitleriano, hasta las víctimas del holocausto exterminador de más seis millones de personas.

En tanto el filósofo Martin Heiddegger lucubraba razonamientos filosóficos, sobre la metafísica y adhería sin límites al nazismo aniquilador de vidas humanas.
Otros, como el filósofo Kart Lowith, marchaban al exilio a resistir la barbarie belicista y continuaban sus estudios sobre la realidad social, produciendo obras magníficas como su libro sobre Weber y Marx.

Entre las figuras muchas veces olvidadas de ese tiempo oprobioso deseamos rescatar a la distancia la de Rosa Luxemburgo, militante socialista y revolucionaria activista por los derechos de los trabajadores y las mujeres, asesinada por los matones de Nozke y arrojada a un canal de Berlín; Kart Eisner, activista del socialismo, denostado por Max Weber y asesinado junto a los anarquistas Gustav Landauer y Erich Mushan luego del fracaso de la revolución proletaria de 1918/19.

Nos parece importante evocar estos acontecimientos y a estas personas que no claudicaron aun en tiempos sombríos en que muchos con su indiferencia avalaban las masacres.
El presente es complejo y la crisis actual puede ser el inicio de un período en el que broten ideas y acciones destructoras de vidas a gran escala, estar alertas con el pesimismo de la razón y el optimismo de la voluntad puede ser un buen estímulo a la hora de pensar y actuar.

Deje su comentario

Su comentario

Seguridad antispam, complete el espacio vacío con el resultado de la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.