Lo social influye en la violencia escolar ¿y nosotros que papel jugamos?

Por Silvana Rodríguez En una nota que se publicó en el diario La Nación llamada “Para los padres, el clima social influye en la violencia escolar”, una de las madres entrevistadas, entre otras cosas, dijo: "Los niños son lo que ven y escuchan. Y vivimos en una sociedad que cada vez respeta menos al otro y donde los medios de comunicación transmiten mensajes que hacen creer que lo correcto es lo incorrecto. Eso influye en la pérdida y la degradación de valores fundamentales". Quizás lo que no ha tenido en cuenta esta mamá (como representante de otras tantas personas), es que “lo social” no es algo ajeno, que “la sociedad” no tiene vida propia por sí misma, sino que es construida por quiénes forman parte de ella (además de las condiciones objetivas determinantes), y entre ellos, estos chicos que afortunadamente son algo más que “lo que ven y escuchan”. En este último tiempo, se han visibilizado en los diversos medios de comunicación, diferentes situaciones de violencia que tienen lugar en la escuela, lo cual en algún aspecto es positivo, en tanto que deberían elaborarse e implementarse con urgencia políticas sociales que respondan a esta problemática, pudiendo ser parte de la agenda pública y en base a lo que a estos chicos les pase y necesiten (sino son ineficientes y hasta prejudiciales); y al mismo tiempo debería obligar a reflexionar sobre el por qué de estas manifestaciones de violencia, que no son más que expresión del malestar general en el que vivimos y del que somos responsables como adultos de esta sociedad. Siempre es más fácil responsabilizar a otros, ya sea “lo social”, “los medios de comunicación”, “la escuela”, etc., sin embargo, nos debemos una auto-observación, respecto a cómo llegamos a estas circunstancias y que papel jugamos en ello. Es mucho más sencillo decir “hay violencia escolar”, no obstante, acto seguido debe ser pensar que espacios les estamos propiciando a estos chicos para que puedan expresarse, para que sean escuchados, desde que concepción de persona estamos hablando (“son lo que ven y escuchan”), ¿no será que es la única forma que tienen para hacernos notar que existen y necesitan ser parte, formar parte, sentirse menos solos y aislados, en este contexto de fragmentación e individualismo reinantes? ¿no será qué algo les pasa y quisieran que alguien los ayude, acompañe, contenga y quizás nos correspondería a nosotros esa responsabilidad? “Cuando es verdadera, cuando nace de la necesidad de decir, a la voz humana no hay quien la pare. Si le niegan la boca, ella habla por las manos, o por los ojos, o por los poros, o por donde sea. Porque todos, toditos, tenemos algo que decir a los demás, alguna cosa que merece ser por los demás celebrada o perdonada.” (E. Galeano) Dejemos decir a la voz humana, propiciemos esos espacios, hagámonos cargo de lo que nos corresponde y celebremos desde el diálogo, la reflexión, la interpelación y consecuente acción la posibilidad de construir conjuntamente, de hacer por una sociedad que sea la nuestra y no la que otros determinen… Y para ello, sin dudas, necesitamos de estos chicos, comenzando por escucharlos, por saber que piensan, que les pasa, que sienten, que necesitan, que sueñan y que proponen…seguro que tienen ideas más que interesantes y mejores que lo que nosotros creemos que puede ser…dejemos y acompañemos a que sean actores de esta historia y no simplemente actuados y/o representados… no olvidemos que “lo social” no nos es ajeno, sino que somos parte constitutiva y constituyente de ello…pues bien, actuemos en consecuencia… Silvana Fuente: http://www.lanacion.com.ar

Deje su comentario

Su comentario

Seguridad antispam, complete el espacio vacío con el resultado de la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.