Función del Trabajo Social en las ciencias forenses

Por Lizet Yasmin Ramírez Vázquez * Introducción Hoy en día, se ha registrado un cambio constante tanto económico, político, cultural y social. Cambio que ha obligado a redirigir la forma de intervención de diversas profesiones para una mejor adaptación y con ello resultados propios de cada intervención; una de ellas el Trabajo Social, inmersa todavía por algunas profesiones como una carrera asistencial, sin embargo es importante determinar que con la reciente incorporación del área a la administración de justicia, el trabajo social forense ha variado hacia una implementación de un nuevo modelo de intervención en las mismas áreas primas de la carrera, permitiendo la integración del peritaje social, y al mismo tiempo, mostrando una intervención multidisciplinaria y transdiciplinaria, gestándose al dar respuesta a los diversos problemas sociales dados en la actualidad. Por ello la generación de conocimiento y entrenamiento acerca del rol del trabajador social en su práctica forense constituye una necesidad del profesional, que es preciso abordar desde la formación de posgrado toda vez que contribuye a fortalecer la inserción laboral de los profesionales de Trabajo Social, en tanto contribuyan -desde distintos ámbitos- a propiciar mejores condiciones en el servicio de justicia, brindando una efectiva respuesta a la población, atendiendo sus derechos. Desarrollo El Trabajo Social está presente -desde su formación como modelo de intervención- en los problemas sociales, desarrollado y con reconceptualización como disciplina científica. Mientras que el Trabajo Social Forense se ubica -en el desarrollo de este modelo- como el proceso de las transformaciones económicas, sociales y políticas nacionales e internacionales. Desde principios del siglo XX, en el ámbito internacional, el Trabajo Social surgió para dar respuesta a situaciones de índole legal en las familias y con personas menores de edad en las cortes juveniles. Aunque los fundadores de las primeras escuelas de Trabajo Social en los Estados Unidos de Norteamérica estaban vinculados al área legal, ha sido identificada recientemente como especialidad forense y es con la práctica profesional que, desde hace más de medio siglo, se ha venido construyendo en un proceso dialéctico en la intervención institucional a partir de la necesidad del Estado de brindar respuesta a las problemáticas sociales que se ventilan en los procesos judiciales. (Pacheco Ovares, 2007) Repensar la práctica forense desde la lógica tratante de lo social, atiende diversos escenarios que incluyen un enfoque socio-legal. La materia forense constituye un amplio tópico de materia a desarrollar. Como ya se ha mencionado, la función pericial ha sido desarrollada en su mayoría por la impartición de justicia y su misma definición aplicada sobre la materia del derecho. Sin embargo, el Trabajador Social establece un papel primordial -siendo un perito- en el sistema bajo este orden y su actuación con base a acciones concretas tales como: imparcialidad, objetividad y encuadre en funciones de pericia social, connotando las mejoras en metodologías de investigación e intervención. Un primer instrumento incluiría el informe pericial, el cual contiene aspectos esenciales como su estructura y finalidad, la supervisión de la práctica pericial, la entrevista individual y familiar, la observación, el genograma, uso de dibujos, técnicas de clasificación social, índice de pobreza e indigencia. En el mismo informe pericial se puede encontrar el Señalamiento e interpretación, el uso muy frecuente de los silencios, el uso de dibujos en el trabajo con niños/as y adolescentes. En el mismo instrumento se encuentran las evaluaciones de los Trabajadores Sociales Forenses que ponen en mejor posición al juez y a los abogados para tomar decisiones que hagan justicia a los menores y a las familias. En ese sentido, la responsabilidad que existe en el proceso de hacer justicia al realizar evaluaciones basadas en evidencia -utilizando los conocimientos y las técnicas efectivas- implica partir de hipótesis con indicadores que puedan seguir desarrollándose. La intervención del Trabajador Social, que se representa en práctica, se basa en evidencia tanto metaanálisis, iniciando rápidamente la investigación rigurosa en nuestras prácticas profesionales para ir acumulando opciones comparables. Pruebas u observaciones con más sujetos, opiniones basadas en experiencias clínicas, estudios descriptivos o informes de consensos, presentaciones de anécdotas de casos, observaciones clínicas no sistemáticas, informes descriptivos, estudio de casos y estudios de diseño de un solo caso, cinco formas de intervención podrían describirse de la siguiente manera: La investigación - Aspectos y factores sociales que determinan y propician conductas antisociales tanto de víctimas como victimarios. - Participación multidisciplinaria en las presuntas violaciones a los Derechos Humanos. - Investigaciones sociales sobre delitos como violaciones, acoso sexual, estupro, menores infractores y violencia familiar, etc. Asesoría - Sobre servicios a víctimas de delitos sexuales, violencia familiar, Derechos Humanos, grupos vulnerables y menores de edad, etc. Participación - Peritaje social que coadyuve a determinar la situación legal de hecho delictivo. - Participar en programas y acciones de prevención del delito. - Atención de conflictos familiares de internos. Capacitación - Coordinación e impartición de medidas preventivas contra el delito. - Formación ciudadana e implementación de mecanismos de participación social que involucren a la sociedad en el fortalecimiento del sistema de justicia y seguridad. Readaptación - Terapia familiar y social que contribuya a la readaptación social y el restablecimiento de relaciones familiares. (Sanchez Rosado, 2009) El Trabajador Social Forense ha intervenido en la lesión de un bien jurídico de otra persona, esto para mitigar o cubrir un estado de necesidad de un individuo o de su núcleo familiar. La emisión de un peritaje social en el que se relaten las circunstancias y necesidades que han llevado a esa persona a cometer el hecho y la aportación del peritaje al procedimiento, se convierte en una prueba decisiva para que el tribunal -en la fase final- obtenga un panorama mejor. En estos casos, el peritaje social puede ser la prueba decisiva para demostrar el grado de necesidad en que se encuentra el acusado y la repercusión en su persona y/o en su familia. En los casos de alteración psiquiátrica, en el informe pericial médico, psicológico y social debe quedar clara la relación causal entre el estado psiquiátrico y el delito cometido. Para ello, no sólo se debe recoger el diagnóstico psiquiátrico, sino además cuál era su estado cuando cometió el delito, así como describir cuál ha sido el proceso de su enfermedad previo a la comisión del delito. El Trabajador Social recopila información colateral, como informes de su psiquiatra, tipo de tratamiento que recibió, el informe del servicio al momento de la detención, evolución y estado actual. En caso de toxicomanía o alcoholismo, el Juzgado necesita que se acredite -por los peritos- el tipo de adicción que padece el sujeto. No sólo hay que exponer en la pericial social que un individuo es toxicómano, también si el individuo tiene disminuidas sus facultades como consecuencia de esa toxicomanía. En los casos de violencia familiar, vuelve a ser de gran utilidad la investigación multidisciplinaria, es decir la entrevista colateral del perito, ya que obtienen datos sobre la relación de pareja antes de que sucediera el hecho delictivo para facilitar esa información al Juez. En un homicidio cometido entre miembros de la misma familia es necesario realizar un estudio de la historia de las relaciones familiares y de las relaciones que se estaban dando en el momento anterior a que ocurriera el hecho delictivo, así como las relaciones afectivas, económicas, de vivienda, permisos de residencia, laborales, etc., para que los miembros de la familia sean evaluados e interpretar la violencia que en un momento determinado puede llevar a un miembro a cometer un hecho violento o delito. El aporte del Trabajador Social Forense contiene una operación valorativa, sustentada en consideraciones técnicas de la disciplina, que maneja desde la narración de resultados y percepciones que llevan a una opinión profesional en torno a la realidad investigada. (Garzon r. , 2003) Conclusión Un Trabajador Social Forense puede ser de ayuda al juzgado para valorar las circunstancias del sujeto que pueden eximir o atenuar su responsabilidad en el delito. Le permite al juzgado entender y explicar por qué y en qué contexto se producen los hechos delictivos y la propuesta que recoge el informe facilita además minimizar la pena. La profesión tiene un gran reto en la impartición de justicia y en conjunto con los derechos humanos, en la participación en equipos multidisciplinarios para encarar acciones de prevención del delito, impartición de justicia, readaptación social centrando su atención en la problemática social como producto de conductas antisociales y delictivas en los ambientes penal, civil y familiar, así como en determinaciones arbitrarias u abuso de autoridad cometidos en contra de la sociedad. Es primordial conocer y tener en cuenta la situación familiar y social del individuo. Es necesario para poder sugerir o aportar medidas acordes a cada caso y que permitan prevenir la reincidencia. En conclusión, por lo mencionado anteriormente el Trabajo Social tiene un amplio campo de intervención dentro de las ciencias forenses y las ramas en pleno desarrollo, las mismas que siempre mantendrán la mira sobre los problemas sociales y culturales que ocurren a diario, siempre teniendo en claro que lo primero que sucede no es el delincuente sino el motivo por el que se comete el delito. Referencias Garzón, R. (2003). Trabajo Social Forense y Maltrato Infantil. Garzón, R. D. (2003). Trama conyugal la primavera gris. Natalio, K. (1998). Pensar el Trabajo Social. Buenos Aires: Lumen-Hvmanitas. Pacheco Ovares, E. (2007). Trabajo Social forense como modelo de intervención. Costa Rica. Sánchez Rosado, M. (2009). Manual de Ttrabajo Social, metodología y práctica del Trabajo Social. Escuela Nacional de Trabajo Social, ENTS-UNAM. * Por Lizet Yasmin Ramírez Vázquez Licenciada en Trabajo Social. Alumna de la Maestría en Ciencias Forenses y Victimologia. Universidad Autónoma de Durango Campus Zacatecas, México. Trabajadora Social del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia.

Comentarios (10)

Nohemy De la torreSeptiembre 25, 2014 en 13:45

Me parece interesante este material, me gustaría estar en contacto con usted ya que estoy interesada en esta área que para nuestra intervención profesional es vital.

Nohemy De la torreSeptiembre 25, 2014 en 13:50

Muy interesante para nuestra profesión este campo de intervención, en el que estoy interesada incursionar hace tiempo, pero en mi país no hay el espacio, me gustaría mantenerme en contacto con usted para actualizarme, capacitarme y mantenerme informada al respecto.

Enit RestànSeptiembre 25, 2014 en 18:05

Esta información acerca del “quehacer” profesional de Trabajo Social. me parece muy interesante, puesto que me llama mucho la atención este campo accionar.

Tere AndradeSeptiembre 27, 2014 en 1:01

Excelente nota Yasmin, es un gusto que que destaques la potencialización de Trabajo Social en el ámbito pericial, efectivamente se tiene mucha intervención, por lo que es necesario una capacitación y actualización a la altura de las circunstancias jurídicas del momento.

JanethSeptiembre 27, 2014 en 1:32

Muy interesante su articulo y muchas felicidades, el campo actual de intervencion del trabajador social sea ido extendiendo aprovechemos para integrarnos a estas modalidades.

YASMIN RAMIREZ VAZQUEZOctubre 1, 2014 en 15:31

gracias por los comentarios, quedo a sus ordenes en correo lts_liz@hotmail.com

Javier lópez BautistaEnero 30, 2015 en 13:23

Interesante la información de la función del Trabajo Social y en un campo laboral jurídico como se va abriendo más la intervención profesionista del Lic. en Trabajo Social y sobretodo la exigencia social de prepararnos más en éste ámbito que suena interesante, de gran reto y de mucho profesionalismo. Felicidades Maestra Yasmin Ramírez por compartir tu puntos muy acertados.

Blexie Rodríguez B.Junio 19, 2015 en 20:46

Muy interesante esta información y de gran importancia para Los profesionales de Trabajo Social, es un campo más de intervención, estoy interesada en prepararme para este campo. Me gustaría seguir investigando sobre este tema

Homero ObandoSeptiembre 14, 2015 en 3:07

Haceun mes me licencie en Trabajo social. Estoy muy intersado en profundisar en esta forma de intervencion como es ayudar a dar respuestas a situacions de indole legal. Muy intersante su material´. gracias Lcda Yazmin Rodrigues

TS Forense Noirali MendozaAbril 18, 2016 en 22:52

Bien importante el ensayo referido a la Función del Trabajo Social en las Ciencias Forenses. Su contenido explica claramente de manera exegética, muy académica la importancia del Profesional del Trabajo Social en la administración de justicia.
Soy funcionaria adscrita al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (SENAMECF), Ente público dependiente al Viceministerio del Sistema Integrado de Investigación Penal, adscrito al Ministerio del Poder Popular de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Venezuela, solicito su autorización para copiar el artículo y hacerlo público en cartelera de mi oficina, concediéndoles sus créditos que bien lo merece.

Deje su comentario

Su comentario

Seguridad antispam, complete el espacio vacío con el resultado de la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.